jueves, 2 de abril de 2009

¿Hasta cuando la impunidad y corrupción en casos de crímenes viales?

Saludos a todos los lectores. Hace días me llegó la historia de un joven de 19 años, padre de familia, luz de los ojos de su madre, fallecido en un accidente vial. Es la terrible impunidad de la que gozan este tipo de crímenes. Transcribiré lo que me ha hecho llegar una persona muy cercana a la familia, quién llega a este blog, con la intención de hacer un llamado a la conciencia, para que de alguna forma quede un testimonio de la falta de humanidad, seriedad, moral de algunos funcionarios públicos y de algunos ciudadanos, y el cómo mal administran la justicia, quedando solo el consuelo de la fe en Dios para encontrar la paz y el consuelo. Quiero acotar, que paralelo a esta historia a exponer hoy, justo hace poco me llegó por Facebook el caso de otra persona, pero en esta oportunidad de Chile, que falleció arrollada por un vehículo. El conductor huyó, logra se atrapado, pero, fue puesto en libertad casi de inmediato. Con uno o dos casos no puedo aseverar que el problema de la impunidad en cuando a crímenes viales es un mal latinoamericano, pero, caramba, hasta son pocos o casi nulos los juicios efectuados, mayormente se deja al infractor libre; es como un alerta a que definitivamente algo pasa en la forma en que manejamos el concepto: vehículo – responsabilidad, que incluso a nivel judicial mundial, no ha madurado lo suficiente para entender que hay que hacer algo urgente para evitar la mortandad en las carreteras: en este punto, recuerdo qué, a la mayoría de quienes se le hace honor en este Blog y en el grupo en Facebook, son casos que en su mayoría quedaron impunes: Johan Enrique Pou Acta en República Donimicana, Andrés Contreras en Chile, Marcos en Argentina, Karol y Moresby en Venezuela, y así va aumentando penosamente esta lista. Bien, a la persona que me mandó la historia de Francisco Javier Estrada Peña, gracias por confiar en mi y dejo el corto relato de lo sucedido, no se usará su nombre real. “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. Mas Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas esta cosas os serán añadidas”. Jeremías 22:16

Historia de Francisco Javier Estrada Peña.



Esta historia ocurre en el Municipio Simon Bolivar -Tia Juana Estado Zulia. Francisco tuvo un accidente vial el 3 de mayo 2008, causado por imprudencia de un conductor. Ese día, Cico iba en su moto acompañado con otra persona en su respectiva vía legal cuando fueron sorprendidos por un conductor que sale a toda velocidad de una vía que está a mano derecha, sin darles oportunidad de frenar sucede el impacto. La moto explotó, el infractor huyó al ver lo que estaba pasando.

Francisco fue el único afectado, sufriendo fuertes quemaduras; lo trasladan a la unidad de quemados en donde estuvo inconsciente aproximadamente un mes. Fallece el 4 de junio 2008 con sólo 19 años de edad. Fue un golpe muy fuerte para sus familiares sobre todo para su madre porque era su hijo menor con todo un futuro por delante, lo mas triste del caso es que el conductor nunca pago por esta muerte.

Según las autoridades, la culpa fue de los familiares que "nunca" se ocuparon del caso. Pero es que, nosotros en el momento de los acontecimientos, nos encontrábamos preocupados por su salud y al suceder de su partida nos dirigimos hacia las autoridades para ver si sabían algo sobre el causante de la tragedia, la respuesta que obtuvimos de las autoridades fue que "nadie quiere matar a nadie" y ya había pasado un mes y como nosotros no habíamos insistido sobre el problema ellos cerraron el caso.

Al investigar nosotros por nuestros propios medios pudimos obtener que el conductor de aquella camioneta modelo Tuckson color negra era manejada por un muchacho menor de edad en estado de ebriedad, aparentemente hijo de una persona con influencias en el Municipio Simón Bolívar, aquí en el Edo. Zulia y las autoridades no dieron curso a la denuncia ya que el padre de dicha persona canceló una fuerte suma de dinero para que no fuera detenido su hijo y así Transito alterara todo el procedimiento.

Quiero hacer un llamado a esa persona, que sabe lo que pasó, para que si alguna vez este irresponsable sin sentimientos -que creo que no los tenga-, llegue a leer esta pagina tenga bien en claro que tiene que temer mas a las justicia divina que la justicia del hombre por que la palabra bíblica te dice bien claro".

María Pérez.


María, lamentable historia, la ley establece los procedimientos que deben cumplir los fiscales de tránsito cuando ocurre un accidente y no se justifica que por supuesto abandono de los familiares ellos cierren el caso, es mi humilde opinión, pero en este país, lamentablemente las leyes se crearon para estar de adorno o para ser cumplidas por unos pocos.

Que Dios les de fortaleza, El sabe y a veces escribe con letras torcidas pero a la final el camino es puro, limpio y seguro.

Mich.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi tío cumple hoy 4 meses de haber sido asesinado por un carajito hijo de papi, de ascendencia portuguesa, para variar, manejando bajo la influencia de bebidas alcoholicas no frenó en un cruce y mató a mi tio, con su carro lo busco para poder frenar y no volcarse ya que el muerto hubiera sido él, el imprudente conductor ebrio....
pero como es hijito de papi, todo lo taparon con billete y con moneda...

Vision Mich dijo...

Estimado "Anonimo" me gustaría resaltar, y se que lo ha escrito más con dolor que con la razón, que en este caso no importa si el infractor era portuguez, chino, o venezolano; el problema está en que alguien quebrantó la ley, alguien falleció y las autoridades no cumplieron con lo que está establecido en la Leyes Venezolanas, una vez, han actuado de una manera indolente, inmoral y corrupta. Es lamentable pues quienes trabajan como funcionarios públicos son gente del pueblo, como tú, como yo, que sufren y padecen y que tienen el deber y el poder de hacer de Venezuela un país distinto pero les ha sido más fácil dejar de cumplir y seguir con sus vidas sin importar el dolor, como si quienes mueren en las carreteras son hijos de nadie. Es terrible realmente. Dios te dé consuelo, fortaleza y tenga fé en que su pariente ahora está en la Gracia de Dios.

Vision Mich dijo...

También aclaro al resto de los lectores que mi comentario está basado por lo que han indicado las víctimas - es mi deber mantener un equilibrio en la información- pero tengo que decir que, por experiencia propia, sé de la indolencia e inhumanidad con que actuan los funcionarios de transito, si fuesen profesionales serios, investigaran como es debido, ayudarían a los familiares a pasar el duelo con menos indignación que se suma a la dolorosa y terrible perdida del ser amado

Norka V. dijo...

Gracias, Mich por el documental de Francisco Peña "cico" ya que muy pronto se cumplira un año de su perdida, asi de esta forma cear un llamado a la conciencia de muchas personas que no solo dañan la vida del fallecido sino de todas las personas que se encuentran en su entorno sobre todo a su pobre madre que todos los dias llora la partida de su hijo, es lamentable que las leyes establecidas en este pais y en muchos otros paises no le presten mucha importancia a estas lamentables perdidas, sino al mejor postor el que mas ofrece dinero es el que gana partida, buena a todas estas estamos aqui para apoyar esta pagina para que asi las organizaciones encargadas sobre estos casos, planifiquen soluciones mediaticas para reducir tantos accidentes viales y sean sancionados.

Plegaria del Conductor

Adaptación de Paulina Rosenfeld, sobre la versión original del rabino Michael Graetz.

Espero tener la suficiente conciencia, responsabilidad y determinación que me guíe a llegar en paz a mi destino. Tener la humildad para reconocer que cada persona es un mundo entero y que no hay tesoro más precioso que la vida humana, no el tiempo ni el dinero.

Espero tener suficiente
CUIDADO, para cuidar la distancia
AMABILIDAD, a dar prioridad de paso.
CONCIENCIA, para frenar a tiempo.

Espero tener también la fortaleza para dominar mis impulsos de omnipotencia y competencia y que por descuido, ignorancia y arrogancia pueda hacer daño a mis semejantes o ser objeto de ello.

Porque formo parte de la sociedad y cuidando mis conductas, me cuido no solo a mí sino también doy paso para una sociedad mejor.