viernes, 4 de diciembre de 2009

Menores de edad en el manejo de automóvilies

No conozco con exactitud la cifra de los muchachos menores de edad que actualmente recorren nuestras ciudades y calles con vehículos prestados, robados, sin permiso de sus padres o regalados por sus representantes, con o sin licencias de conducir y de los otros requisitos; lo que si se es que la ley regula una edad para conducir un vehículo automotor, que en algunos casos permitidos puede empezar a los 16 años según la reglamentación en cada país, en Venezuela dos artículos de la ley se refieren a los menores de edad:

Artículo 31º - Las licencias se otorgarán por grado de acuerdo con los tipos de vehículos y la capacidad que exija su conducción. El grado indica la capacidad del sujeto para conducir vehículos de determinado tipo.
Las licencias serán de cuatro (4) grados: Se otorgarán licencias de segundo grado a personas mayores de dieciséis (16) años para conducir motocicletas, motonetas y otros vehículos similares.

Se otorgarán licencias de tercer grado a los mayores de dieciocho (18) años para conducir vehículos de motor, destinados al transporte privado de personas con capacidad hasta de nueve (9) puestos, incluyendo el del conductor o destinados al transporte de mercancías, cuyo peso máximo autorizado no exceda los tres mil quinientos (3.500) kilogramos.

Podrán otorgarse así mismo, licencias de tercer grado a las personas mayores de dieciséis (16) años, sujetas al régimen especial restrictivo previsto en el Reglamento de esta Ley. C y D………

Artículo 204º - Además de lo establecido en los numerales 1, 2 ,3 y 4 del artículo anterior, las personas mayores de dieciséis (16) años podrán obtener licencias de tercer grado mediante autorización del representante legal debidamente notariada. Una vez obtenida esta licencia de conducir, las personas solo podrán circular durante las horas comprendidas entre las cinco de la mañana (5 a.m.) y las ocho de la noche (8 p.m.). En el horario comprendido entre las ocho de la noche (8 p.m.) y las cinco de la mañana (5 a.m.) podrán hacerlo acompañados de una persona mayor de edad. No podrán circular por autopistas interurbanas y carreteras nacionales a ninguna hora.”

No tengo a mano las cifras de accidentes de tránsito donde estén involucrados los menores de edad, porque es difícil conseguir registros serios en este grupo de edad, lo que si quiero comentar es una reflexión a esta situación de la vida diaria, donde la vida de estos jóvenes es lo más importante y su responsabilidad ante el manejo es lo que debe prevalecer en todo momento. No voy a entrar en detalles de si tienen experiencia previa, si tiene un examen psicológico, si estuvieron en una escuela de manejo o alguien responsable los enseño a conducir y si saben de manejo defensivo, porque sería tema de debate de varios puntos de vista.

Una gran responsabilidad ante la ley lo enfrentan los padres o representantes de estos jóvenes, pues la juventud en ocasiones no hace caso a los consejos u orientaciones de los mayores, y es necesario insistir que manejar un vehículo no es un juego de niños y se puede convertir en un arma en la calle, con consecuencias para muchas familias si se ven involucradas en accidente de tránsito y más si hay heridos o muertos. No hablemos de los problemas de los seguros, de la discapacidad, de la vida familiar, de la parte emocional o del estrés post-traumático, si llegara a presentarse en caso de un accidente de graves daños.

¡Jóvenes!... Sean responsables al conducir, tienen muchos años de vida productiva por delante, piensen en los demás, no hagan locuras con la velocidad, no sean tan intrépidos, jamás conduzcan ebrios, borrachos o drogados, quieran a sus padres, novias y demás familiares, no tengan malas juntas, no sean presumidos ante los demás, y así verán que tendrán más vida para disfrutarla, no saquen el carro sin permiso y acuérdense de un refrán “el que no oye consejos, no llega a viejo”.Aunque hay otro que dice “no des consejos , si no te lo piden”. De todas maneras “Usen el cinturón de seguridad”.

Juan Pablito, Oscarcito, Mauricito, Miguelito, Patricita , Mariita y muchos más a cuidarse…….los queremos mucho, y a los papitos den amor, orientación y valores a sus hijos.
Rubén Darío Lopera.
---
Reflexiones de Mich.

Lo que plantea el Sr. Lopera es interesante y preocupante. ¿un niño de 16 años con licencia para manejar? yo más bien hasta estaba pensado que no se debería otorgar licencia sino hasta los 21 o por lo menos deberían ser provicionales y no permanentes.
Los accidentes viales están catalogados por la OMS como la PRIMERA causa de muerte de jóvenes de entre 15 y 2 9años de edad, esto a nivel mundial. ¿y les entregamos licencias desde los 16 años?.

Así pues, en este blog, se han publicado distintos casos de como los padres son tan responsables como sus hijos de lo que estos hacen con sus autos. Una vez que sus hijos, al ir manejando temerariamente, terminan matando a alguien o mueren ellos, es poco lo que se puede hacer, no esperen que eso ocurra. Un regaño a tiempo puede evitar dolor, penas y cargas en la conciencia que pueden arruinar las vidas de muchos para siempre.

Gracias Sr. Lopera por sus constantes apoyos al Blog.
Mich.

2 comentarios:

rubén dijo...

Realmente todo lo que se pueda decir o hacer para prevenir a nuestra juventud no sera envano.Hasta que podamos respirar debemos seguir en su ayuda.
Dios los cuide

Vision Mich dijo...

Así es y gracias a Dios hay mucha gente en distintos paises poniendo su granito de arena.

Plegaria del Conductor

Adaptación de Paulina Rosenfeld, sobre la versión original del rabino Michael Graetz.

Espero tener la suficiente conciencia, responsabilidad y determinación que me guíe a llegar en paz a mi destino. Tener la humildad para reconocer que cada persona es un mundo entero y que no hay tesoro más precioso que la vida humana, no el tiempo ni el dinero.

Espero tener suficiente
CUIDADO, para cuidar la distancia
AMABILIDAD, a dar prioridad de paso.
CONCIENCIA, para frenar a tiempo.

Espero tener también la fortaleza para dominar mis impulsos de omnipotencia y competencia y que por descuido, ignorancia y arrogancia pueda hacer daño a mis semejantes o ser objeto de ello.

Porque formo parte de la sociedad y cuidando mis conductas, me cuido no solo a mí sino también doy paso para una sociedad mejor.

Los Niños y la Seguridad Vial

Los Niños y la Seguridad Vial

Archivaldo con Karol y Moresby

Archivaldo con Karol y Moresby
EISEVI Mayo 2011. México.

Post Populares

Contenido de este Blog: Otros temas - Colaboradores