martes, 30 de agosto de 2011

Manual Práctico de un Buen Conductor- Entrevista a Josefina Palomares

En el maravilloso mundo que se ha abierto a través de las redes sociales, ha sido posible que me contacten personas interesadas en mejorar la conducta vial de sus conciudadanos. En esta oportunidad, me ha escrito desde México, Josefina Palomares. Vive en la ciudad de Monterrey, N.L. y es Instructora de Manejo a la vez que tiene una escuela de conducción.
Ha trabajado por once (11 años), y esto la ha llevado a darse cuenta de los problemas que se ocasionan al no aprender a manejar correctamente. También, ha observado con preocupación, de que hay un problema grave que a lo mejor muchos no se han percatado; Palomares considera que muchos de los instructores de manejo de su ciudad, no están debidamente capacitados para enseñar a manejar y el alumno no se da cuenta de esto.


Por ello, ha creado un proyecto, para el cual está buscando apoyo. Ha escrito un libro (Manual Práctico de un Buen Conductor), que enseña todo lo básico que debe de saber una persona para aprender a manejar y sobre todo para evitar accidentes.


Le realicé una serie de preguntas a esta emprendedora del volante, si desean contactarla, apoyarla para la impresión y distribución de su manual, pueden hacerlo vía Twitter o por su correo,


ipautoescuela@live.com.mx

Twitter: @IPAautoescuela


P: Josefina, en un correo reciente, Me indicas que, "los instructores de manejo no están debidamente capacitados para enseñar a manejar", ¿en qué crees que están fallando los instructores de manejo específicamente?


R: he recibido muchos alumnos que vienen de otras escuelas por que siguen sin poder manejar y el motivo es porque no se les enseña cómo hacerlo, por ejemplo; como dar la vuelta en una esquina, en qué momento se acomoda el volante, que tanto hay que girarlo y qué se debe de estar haciendo con los pedales en ese momento, y sobre todo no le quitan el miedo a la persona. En un coche escuela es fácil pues se cuenta con doble juego de pedales y seguro para gente sin licencia. El Instructor debe de estar capacitado para poder sacarlo a la calle, usar técnicas especificas y sobre todo gustarle el trabajo que está realizando. Cuando sucede así un Instructor es capaz de anticiparse a la mala reacción del alumno: como equivocar los pedales o darle vuelta de más al volante, o al usar fuerza en las manos difícilmente sueltan a tiempo el mismo; por ejemplo al dar una vuelta en U se pueden cambiar de carril sin fijarse. Aquí en Monterrey. Me he encontrado Instructores que no saben ni siquiera el reglamento de tránsito. Veo que en unas cuantas cuadras hacen que el alumno cometa varias infracciones. Quiere decir que no están aplicando el reglamento en lo que hacen, y esto es muy importante, porque manejamos por costumbre y así como comience el alumno a manejar, así se va a quedar siempre, difícilmente cambia porque no se da cuenta que lo hace equivocadamente. Aquí tendrían la culpa los dueños de las escuelas por no capacitar a sus instructores. Si hay buenos instructores, porque les gusta lo que hacen, pero también se les debe capacitar.


P: ¿Cuales crees son las fortalezas de tu Manual y cómo crees que ayudará al Instructor y al futuro conductor?


R: Todo lo que está escrito es lo que he aprendido y sigo aprendiendo al dar clases, sobre todo me gustan los retos como enseñar a personas mayores pues me enseñan más a mí. Todo lo que escribí es lo que he experimentado al hacer mi trabajo, siempre me preocupaba y analizaba a la persona para poder ayudarla. Está basado en problemas y soluciones reales, pues todos podemos manejar solo se necesita un buen instructor.


P: Entiendo que tu manual es una base, propones que el mismo sea solo para: ¿instructores, para que lo lean los futuros conductores? La pregunta viene dada por si lo visualizas como un apoyo al instructor, o un valor agregado que debería dar el instructor al alumno.


R: Aquí en mi ciudad la gente no tiene costumbre de pasar por escuela de manejo, por lo tanto los instructores tampoco lo hicieron -me incluyo-. Al no haber una base cada quien enseña como él sabe manejar y no siempre es correcto. Un instructor antes de enseñar debe de aprender el a hacerlo correctamente. Y el alumno debe de estar bien documentado en esto, pues difícilmente detectaría que el instructor no está capacitado. Y al no poder manejar las personas piensan que son ellos los que no pueden y no que es su instructor.


En el libro recomiendo que se use con una persona a lado hasta que llegue la costumbre y también que pase por escuela de manejo. El libro sirve para saber, entender y comprender lo que se está haciendo, pero no lo sabemos aplicar al conducir sobre todo si es la primera vez que una persona se sienta atrás del volante, el miedo lo paraliza y hace que no piense. Cuando se enseña a manejar hay que decirle a la persona que va hacer y en qué tiempo debe de hacerlo a cada momento. Por ejemplo estando parados en un alto, le dices cómo va arrancar antes de hacerlo, pero a la hora que cambia el semáforo ya se le olvido tienes que volver a decírselo.


También la falta de costumbre hacen que una persona no se detenga en un alto si no está pensando en el. El curso de manejo es para quitarle el miedo a la gente, llevándolo a lugares cada vez más complicados. Esto no lo puedes hacer en un auto particular pues tu acompañante no tiene pedales ni la capacidad para corregir los errores del alumno y como no se tiene licencia el seguro no respondería en caso de accidente. El libro es solo una parte de lo que se debe de saber al querer conducir, falta el reglamento y las experiencias que resulten al andar conduciendo. La manejada son reacciones pero estas deben de ser correctas y se aprende cuando tienes una persona capacitada que te da las instrucciones correctamente en su momento.


P: ¿Qué te ha motivado a escribir este manual? ¿Consideras que tiene un carácter internacional o solo aplica a México?


Me gusta mucho mi trabajo y sé que he aprendido mucho porque me interesa hacerlo bien. Todo lo que escribí en el libro es lo que les digo a mis alumnos y les enseño, pero siempre suceden cosas nuevas diferentes y nunca termina uno de aprender o de enseñar. Mi ciudad es el número uno en accidentes de todo México. Y pienso en que mis hijos van a manejar aquí. Veo los accidentes todos los días, a veces pasan a mi lado y me doy cuenta del error que está cometiendo esa persona para provocar el accidente. Hace algunos meses reporte a tránsito de Monterrey, que veía un problema muy grave en los jóvenes que les enseñan a conducir en su casa. (Aquí en mi ciudad es obligatorio para los menores de edad pasar por una escuela de manejo para obtener un certificado y poder tramitar su licencia). Los papás dicen que sus hijos ya saben manejar y no quieren pasar por el curso y hasta están dispuestos a comprar el certificado solo para hacer el trámite. Claro que no acepto esto. El problema con estos chicos es que no controlan el acelerador (pues no se mantienen constantes en la velocidad porque nadie se los dijo) y tampoco el volante, pues no saben dar las vueltas correctamente - Les comento que esto ocasionaría accidentes graves- . Hace poco una jovencita en su camioneta no reguló el acelerador al ir en un desnivel y se le aumento la velocidad a más de 120 km/hrs y al apretar fuerte sus manos la camioneta se fue hacia el camellón que no era muy alto, pero salió disparada como si fuera rampa y le cayó encima a otro auto, matando al conductor. No puedo ver que pasen este tipo de accidentes cuando yo sé el porqué del problema, no me puedo quedar callada



Tengo unos videos en you tube, pueden buscarlos como: clase de manejo rotondas, son 6, no están muy bien grabados pero quiero ir mejorándolos.


Para finalizar, Palomares me comenta: He comprobado que el manual funciona, dadon clases a personas que no hablan español, (yo no se el inglés) pero les traduje el manual y ellos comprendan mejor lo que estaban haciendo, aparte les entregaba un programa cada día de lo que nos tocaba hacer. Mi próximo proyecto es hacer un manual pero para instructores.


----

¡Mucho éxito a esta empresaria comprometida con su carrera, con lo que le gusta y sobre todo, le felicito porque, con las herramientas que posee se ha ideado una manera de ayudar en un problema que palpa cada día! Es usted un muy buen ejemplo, esperemos consiga el apoyo que necesita para sacar esta idea adelante.

Mich.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿En dónde se puede se conseguir este manual?
Felicitaciones a la escritora pues su dedicación y esfuerzo

Vision Mich dijo...

¡Hola "Anónimo" :-)
¡Gracias por tu felicitación!

En cuanto al manual, la autoría es de Josefina Palomares, ella vive en Monterrey, México. Puedes escribirle, contactarla e intercambiar impresiones, a la vez de solicitarle una posible copia del manual. Estaba por editarlo, y ella me iba enviado poco a poco algunos tips del mismo. Si no logras comunicarte, no hay problema que vuelvas a pedir ayuda por este medio.

Saludos.
Mich.

Sus datos:

ipautoescuela@live.com.mx

Twitter: @IPAautoescuela

Plegaria del Conductor

Adaptación de Paulina Rosenfeld, sobre la versión original del rabino Michael Graetz.

Espero tener la suficiente conciencia, responsabilidad y determinación que me guíe a llegar en paz a mi destino. Tener la humildad para reconocer que cada persona es un mundo entero y que no hay tesoro más precioso que la vida humana, no el tiempo ni el dinero.

Espero tener suficiente
CUIDADO, para cuidar la distancia
AMABILIDAD, a dar prioridad de paso.
CONCIENCIA, para frenar a tiempo.

Espero tener también la fortaleza para dominar mis impulsos de omnipotencia y competencia y que por descuido, ignorancia y arrogancia pueda hacer daño a mis semejantes o ser objeto de ello.

Porque formo parte de la sociedad y cuidando mis conductas, me cuido no solo a mí sino también doy paso para una sociedad mejor.