viernes, 26 de octubre de 2007

Natalicio del Doctor José Gregorio Hernandez


Con todo el respeto de mundo, no quince dejar pasar este día por alto. El Dr. José Gregorio Hernández, fue un médico maravilloso, como pocos hoy en día, preocupado por los pobres y deseoso de llevar sus conocimientos a ellos para curarlos, y en general a todo el que necesitara de un médico.



Por cosas de la vida, muere trágicamente atropellado por un vehículo. En aquella época, a penas el conductor viajaba a 30Km/h, pero siendo que, no era común cruzar la calle y fijarse si venía un vehículo o no - el automóvil que atropelló al Dr. Hernández, fue uno de los primeros en transitar por las calles de Caracas,- el doctor dejó pasar un tranvía, se dispuso a cruzar, cuando fue sorprendido por el vehículo, que no le dio tiempo de frenar. Lo que en realidad cegó su vida fue el golpe que se dio en la cabeza, unos dicen que contra un poste otros que contra la acera. Siendo que esto fue así, me atrevo a solicitarle permiso a Dios, para que el Doctor José Gregorio, habiendo sido víctima de un accidente vial, y que desde ese momento se convirtió en un Santo para muchos venezolanos aun cuando la Iglesia Católica así no lo haya aprobado- no es tema de discusión el por qué- para que sea junto San Cristóbal, los patronos de los conductores: los guíen, orienten, y a su vez curen a las Víctimas de Accidentes Viales y le de fuerza a los familiares que hayan perdido a un ser querido bajo lo que denominaré Homicidio de Transito: a todos lo que por una razón u otra usan un vehículo para transportarse, orar un poco también ayuda.


Lo que quiero significar recordando a tan querido venezolano, es lo de siempre, mi llamado a la conciencia de todos: personas muy queridas, valiosas pueden perderse, sentimientos de culpa se pueden evitar, la solución está en tus manos.



Mich.

No hay comentarios.:

EN ESTE MOMENTO, NOTICIAS SOBRE:

Loading...

Plegaria del Conductor

Adaptación de Paulina Rosenfeld, sobre la versión original del rabino Michael Graetz.

Espero tener la suficiente conciencia, responsabilidad y determinación que me guíe a llegar en paz a mi destino. Tener la humildad para reconocer que cada persona es un mundo entero y que no hay tesoro más precioso que la vida humana, no el tiempo ni el dinero.

Espero tener suficiente
CUIDADO, para cuidar la distancia
AMABILIDAD, a dar prioridad de paso.
CONCIENCIA, para frenar a tiempo.

Espero tener también la fortaleza para dominar mis impulsos de omnipotencia y competencia y que por descuido, ignorancia y arrogancia pueda hacer daño a mis semejantes o ser objeto de ello.

Porque formo parte de la sociedad y cuidando mis conductas, me cuido no solo a mí sino también doy paso para una sociedad mejor.

Los Niños y la Seguridad Vial

Los Niños y la Seguridad Vial

Archivaldo con Karol y Moresby

Archivaldo con Karol y Moresby
EISEVI Mayo 2011. México.

Post Populares

Organización Nacional de Transplante de Venezuela

Alcoholicos Anónimos, Venezuela